La estrella del reality show Keeping Up With The Kardashians (quien saltó a la fama hace exactamente una década gracias a su polémico vídeo porno donde aparecían ella y su entonces pareja teniendo relaciones sexuales) ahora se encuentra envuelta en otro escándalo. Esta vez, un usuario de la red social Twitter filtró una imagen de la estrella junto a su esposo Kanye West teniendo sexo.

El twittero afirmó tener en sus manos lo que pareciera ser otro vídeo casero de la estrella y anunció que planea publicarlo pronto directamente en su perfil. Ante esto Kim Kardashian amenazó con demandar a cualquiera que osara a publicar el vídeo sin su consentimiento y ha tomado acciones para intentar eliminar el contenido de Internet.

Numerosas productoras han contactado al twittero así como con Kim Kardashian para intentar llegar a un acuerdo donde tanto la celebridad como el twittero resulten muy bien beneficiados -monetaria-mente- con la eliminación de dicho vídeo catalogado ya en muchísimas webs para adultos.



Kim hasta los momentos no se ha manifestado al respecto por ningún medio con respecto a esta propuesta. Sin embargo, un allegado a ella ha comentado que Xmax (una de las productoras pornográficas más grandes en Estados Unidos) podría hacerse con el millonario acuerdo.

La verdad es que ya han sido muchos los que han comenzado a informarse en Internet sobre tutoriales para hacerse su propia página web porno (el más conocido se llama crear pagina porno ) para sacar beneficio aunque sea ilegal. Así que, parece ser que a Kim no le queda otra que aceptar el acuerdo económico. Ya que es prácticamente imposible detener la propagación del contenido, al menos podría cambiar las reglas del juego y vender los derechos a una cantidad extratosférica y sacar tajada.

De darse el acuerdo entre las partes, Kim Kardashians recibiría una inmensa suma de dinero que sería añadida a la basta fortuna que ha ido cosechando estos últimos años.

El interés de las productoras de cine para adulto por obtener los derechos del nuevo vídeo de Kim nace a raíz de las millones de visitas que posee el primer vídeo casero que fue publicado hace una década en páginas webs de todo el mundo cuando no era tan conocida como lo es ahora.


Debido al estatus de celebridad que tiene Kim Kardashian y su gran influencia en los medios, cualquier compañía que logre cerrar este trato tendrá asegurado un éxito en sus manos.

El anterior vídeo de Kim Kardashian, que la catapulto a la fama, puede encontrarse en numerosos portales pornográficos, entre ellos serviporno, donde cuenta con millones de reproducciones.

Su actual pareja, Kanye West, se ha pronunciado en apoyo a Kim en una entrevista hecha para US Weekly donde revela sentirse muy apenado por la filtración de la imagen íntima de la pareja. Admitió no sentirse mal al respecto, sólo apenado y preocupado por el bienestar de su esposa que ahora es acosada por la prensa y el público que no para de enviarle mensajes a través de Internet.
Muchos de estos mensajes han sido de solidaridad, otros impregnados de negatividad que solo intentan echar abajo los ánimos de Kim” indicó Kanye.

Khloé Kardashian se pronunció desde su cuenta de dooplay con un mensaje donde expresa su molestia por el escrutinio en el que se encuentra su hermana actualmente tras el escándalo. Indicó que no cree que Kim merezca este tipo de trato por parte de los medios ya que es una persona que ha trabajado muy duro para llegar a donde está. Entreteniendo a millones de personas alrededor del mundo gracias a su show de televisión.

Kim Kardashian no es la única artista que se ha visto envuelta en este tipo de situación, recordemos que celebridades como Paris Hilton, Colin Farrel o Pamela Anderson también cuentan con videos caseros circulando en Internet desde hace ya muchos años.


Por los momentos sólo nos queda esperar el desenlace de esta historia, que promete dar de que hablar.